El trading y las inversiones pueden verse como sectores con escasas probabilidades de éxito, sobre todo para los novatos, pero realmente esto no es más que una percepción sin fundamento. Con el mercado actual, cualquiera con ambición y paciencia puede convertirse en un trader exitoso en poco tiempo e incluso ganarse la vida con ello.

Para lograrlo, puedes comenzar con un curso de trading y así iniciarte en esta aventura. Hay tantas opciones disponibles como deseos de aprender tengas.

Meta: llegar a ser un trader exitoso

Los avances en la tecnología y el aumento del volumen del intercambio monetario han traído consigo una serie de inversiones comerciales con muy pocas barreras de entrada.

En algunos casos, no se requiere capital personal y, en otros, solo se pide una pequeña cantidad para comenzar, con el único objetivo de verificar tu compromiso para la negociación. Con unos mercados cada vez más interconectados, el tiempo de negociación es infinito y se extiende a todo el mundo, de manera que se puede llegar a ellos con relativa facilidad.

Esto significa que, incluso las personas que tienen trabajos a tiempo completo o están al cuidado de niños pequeños en casa, pueden convertirse en traders. Es cuestión de encontrar el mercado adecuado y la oportunidad para invertir.

Convertirte en trader

El comienzo en el trading es sencillo. Hay muchas formas de acceder a esta vía de negocio, pero el éxito depende de ti y de saber elegir dónde inviertes.

Es probable que operar en un banco de inversión o en un área de negociación institucional importante requiera que el trader tenga buenos contactos o una formación académica avanzada. Sin embargo, aquellos que no cuenten con esta ventaja, incluso que no tengan una experiencia comercial amplia, pueden dedicarse al trading por cuenta propia.

Flexibilidad del trading en mercados locales

La primera opción, y la más sencilla por su flexibilidad, es aquella que se puede realizar en los mercados locales. No obstante, es una de las vías que más requisitos exige, ya que, normalmente, te obligan a tener un capital mínimo diario y esta cantidad debe mantenerse en todo momento.

Es decir, que si tu cuenta está por debajo de ese mínimo, no podrás realizar transacciones diarias hasta que lo esté. Por lo tanto, si eres trader principiante has de buscar otros mercados que exijan menos capital y tengan menos barreras de entrada.

Mercados de divisas y CFD

Los mercados de divisas son una buena alternativa. Normalmente no necesitarás más de 100 euros para abrirte una cuenta y controlar una gran cantidad de capital. El mercado está abierto las 24 horas del día y durante toda la semana, por lo que es una buena idea para aquellos que no pueden operar en los horarios regulares.

Otra alternativa interesante es el CFD (mercado de contratos por diferencias). Un contrato por diferencias es un acuerdo electrónico entre dos partes que no implica poseer el activo subyacente. Esto permite que el inversor tenga ganancias por una parte del coste de propiedad de dicho activo. Al igual que pasa con el mercado de divisas, este otro no requiere de grandes
cantidades de dinero para empezar.

En el mercado de valores también se puede negociar utilizando un CFD, si bien esas acciones nunca son de propiedad, el contrato permite que, tanto las ganancias como las pérdidas se obtengan al especular con las acciones o los índices subyacentes. Este sistema también tiene riesgos, pero si el trader no tiene mucho capital puede ingresar en él sin problema.

El secreto del trading está en saber hasta dónde se puede llegar, conocer los riesgos y crear un plan que sirva de hoja de ruta en todas las operaciones.

Deja un comentario

Los CFD son instrumentos complejos y conllevan un alto riesgo de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. Debe considerar si comprende cómo funcionan los CFD y si puede permitirse asumir el alto riesgo de perder su dinero.
A %d blogueros les gusta esto: