La confianza es una de las virtudes principales de todo trader que se precie. Por lo general, se trata de uno de los rasgos más fuertes y acusados de la personalidad. Sin embargo, pese a que la identifiquemos en muchas personas, nadie está a salvo de verla mermada.

De hecho, la varianza de actividades como el trading pone a prueba este rasgo psicológico. A continuación comprobaremos por qué le damos tanta importancia a la hora de operar en los mercados de valores. Presta atención.

¿Por qué si eres trader precisas trabajar sobre tu confianza y automotivación?

Tanto una como otra tienen gran importancia en la trayectoria de quienes se dedican de una forma más o menos profesional a este negocio. No en vano, sin la primera la segunda no tendría mucho sentido. Solo vale la pena motivarte cuando eres un trader que puede confiar plenamente en sus posibilidades. De lo contrario, serías un tipo de inversor kamikaze. Una especie de aficionado al riesgo de apostar incapaz de sumar ganancias sostenibles a medio
plazo.

El trading es completamente distinto a esta manera de hacer las cosas. Se trata de una alternativa solvente para ganar dinero de forma continuada. Así que nada tiene que ver con la suerte. Sí que está relacionado con la motivación personal. Y dicha motivación, como te comentamos, surge de estar confiado en tus aptitudes.

¿De dónde surge esta autoconfianza?

Básicamente, del estudio realizado previamente. Nadie puede esperar tener éxito en los mercados sin haber hecho previamente un esfuerzo de formación en sus variables, movimientos y tendencias más frecuentes o previsibles. Este periodo formativo no garantiza el éxito, pero no pasar por él sí que es un pasaporte seguro hacia las pérdidas.

De la misma manera, contar con lo que conocemos como un sistema o método de trading y seguirlo de un modo serio contribuyen a dotar de seguridad al inversor. Es posible contabilizar pérdidas ocasionalmente, pero, si se sigue este programa sistemático y justificado, en el horizonte se observan los beneficios.

Sin duda, remitirse a estos asideros intelectuales aportará tranquilidad y motivará, cuando lleguen los primeros problemas, de cara a perseverar en la práctica.

Cómo gestionar las emociones frente a operaciones con pérdidas

El psicotrading, aunque no recibe la atención que merece sobre todo por parte de algunos traders principiantes, es una de las facetas más relevantes del ámbito que estamos analizando. No se trata de eliminar las emociones, puesto que somos personas y estas forman parte de nuestra naturaleza. La clave consiste en controlarlas para que, en las situaciones más comprometidas, no nos arrastren hacia el desánimo.

Anteriormente se reseñaba la falta de motivación asociada a la desconfianza. Ten en cuenta que la desconfianza, por lo general, va a provocar inacción. Esta desidia es muy negativa para el trader, puesto que, por falta de seguridad, le va a provocar una inseguridad que le llevará a no entrar en operaciones ganadoras. La consecuencia directa es una pérdida de dinero, que se suma a la de las operaciones fallidas.

Es preciso, por consiguiente, remitirse a los referentes formativos y sistemáticos que explicamos en el apartado anterior. De este modo, podrás volver a desarrollar tus habilidades.

Simplemente, sé crítico con lo que has hecho mal (conviene actualizar, en este sentido, una libreta de operaciones), pero no te fustigues en exceso. Te ayudará contar con un stop loss para evitar que las operaciones perdedoras socaven tu cuenta.

Pero, como cuentas con los conocimientos suficientes, que las operaciones fracasadas no menos caben tu autoconfianza.

En definitiva, mantén la confianza y ten fe en tu capacidad ganadora, conseguida a través de un profundo estudio.

Deja un comentario

Los CFD son instrumentos complejos y conllevan un alto riesgo de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. Debe considerar si comprende cómo funcionan los CFD y si puede permitirse asumir el alto riesgo de perder su dinero.
A %d blogueros les gusta esto: