El spread es uno de esos términos técnicos del mundo del trading que sirven para entender de una manera más rápida e inequívoca determinados conceptos que son fundamentales a la hora de realizar las inversiones con seguridad y acierto.

Por otro lado, en el marco del trading, el uso de esta palabra se puede dar en mercados tan dispares como la bolsa, los CFDs y el Forex. Una de las claves para operar con solvencia pasa por estudiar las características y los movimientos propios de cada uno de ellos.

Por eso, defendemos que es preciso formarse, por ejemplo, mediante nuestro Forex trading curso. En este sentido, conocer el vocabulario propio de sus operaciones es básico para llevarlas a cabo sin inconvenientes.

Por nuestra parte, te informamos de que la palabra que protagoniza este texto se refiere a la diferencia existente entre el precio al que compras un valor y al que lo vendes. Asimismo, la definición coincide con la relativa a la diferencia constatada entre el importe de la oferta (ASK) y el de la demanda (BID).

Por otro lado, te conviene saber que de este indicador depende el precio que te va a cobrar cada broker por la comisión relativa a cada operación en la que participa. Y recuerda que necesitas su concurso para llevarlas a cabo.

¿Qué factores influyen en el spread?

Por otra parte, se trata de un indicador que va a variar en función de determinadas circunstancias. A continuación repasamos contigo las que le influyen en mayor medida. Toma nota de ellas.

Liquidez

Los diferenciales se vuelven más pequeños cuantos más participantes (compradores y vendedores) hacen uso de los activos subyacentes. Por ejemplo, uno caracterizado por estos estrechos márgenes es el asociado al par que forman el euro y el dólar. El diferencial, por su parte, puede incrementarse cuando los inversores dejan de utilizar uno de estos activos.

Volatilidad

Tiene que ver con la variabilidad que experimentan los precios cuando se dan sucesos macroeconómicos de cierta relevancia, como las decisiones de la Reserva Federal de Estados Unidos o el Banco Central Europeo. Los comunicados de estas instituciones provocan efectos inmediatos en los precios, por lo que quienes disponen de información privilegiada tienen la ventaja de poder amortiguar los riesgos.

Horario

Por último, también influye este dato vinculado a la liquidez. Más allá de las horas habituales de actividad de los mercados, aumentan las oscilaciones de los precios.

Clases de spreads en Forex

Finalmente, hemos de señalar que, en base a las condiciones de las negociaciones específicas y los estilos de inversión de los traders, se establecen unos importes por las comisiones que debes abonar en la realización de cada operación. Presta atención.

Fijos

Los spreads fijos se caracterizan por el cobro por parte de los brokers del mismo importe en concepto de comisión en todas las órdenes. Como no va a cambiar ni siquiera en los diferentes mercados en los que se opera, ofrece una cierta estabilidad a los inversores.

Pero, además de las anteriores ventajas, existen algunos inconvenientes asociados a los spreads fijos. Como son más altos que los variables, no han de ser mantenidos en contextos de escaso volumen o alta volatilidad.

Variables

En cuanto a los spreads variables, están caracterizados por una mayor volatilidad, pues llegan a fluctuar en un mismo día. Cuando el mercado está a favor, estos spreads son más pequeños que los fijos. Pero, cuando se anuncia alguna noticia macroeconómica de relieve, pueden cuadriplicarse o quintuplicarse.

En definitiva, si estás empezando, opta por un spread bajo (por ejemplo, en el trading intradía y el scalping), ya que te aporta rentabilidad y evitas riesgos más propios de los inversores experimentados.

Deja un comentario

Los CFD son instrumentos complejos y conllevan un alto riesgo de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. Debe considerar si comprende cómo funcionan los CFD y si puede permitirse asumir el alto riesgo de perder su dinero.
A %d blogueros les gusta esto: