Las 5 cosas CRUCIALES que me hubiera gustado SABER cuando comencé en el Trading

. Lo que en realidad es el trading

Cuando empecé tenía la tierna ilusión de que iba a aprender rápido y a disfrutar de rentabilidad en menos de 6 meses. En la escuela y universidad siempre me distinguí por ser una buena estudiante, siempre entre los mejores. Aprendía rápido y era muy competitiva. Eso me llevó a tener reconocimientos, honores y hasta becas. Pero esto del trading…no era lo que creía.

Lo que no sabía cuando empecé era todo lo que me iba a costar recibir un centavo del mercado de manera consistente.

Lo que no sabía cuando empecé era lo difícil que sería enfrentarme a mis errores y demonios y superarlos.

Si en mi vida real era disciplinada y súper enfocada, en el trading por alguna razón era diferente. ¿Por qué no puedo ser igual de disciplinada y enfocada como cuando tenía un examen o debía hacer un proyecto y lo sacaba adelante rápido?

Me hubiera gustado saber que nada de lo que has logrado en tu vida va a permitirte ser un mejor trader porque esto es lo más diferente que jamás hubieras intentado hacer. El trading te va a enseñar lo que nadie te enseñó en ningún otro lugar y va a demandar de ti lo que ningún otro lugar, persona o evento jamás demandó.

El trading es una de las profesiones más fascinantes del mundo y una de las más difíciles que hayas podido escoger. Fascinante porque cuando logras rentabilidad y consistencia puedes ganar en un día lo que en otro empleo te habrías demorado meses en ganar.

Fascinante porque puedes hacer trading desde cualquier lugar del mundo y disfrutar de libertad de tiempo y dinero. Pero más fascinante aún porque si has logrado rentabilidad y consistencia es porque ahora mismo eres seguramente mejor persona de lo que eras cuando empezaste.

Es difícil porque requiere conocer tus demonios y vencerlos. En el trading verás que cometerás los mismos errores y una y otra vez y pensarás ¿cómo rayos supero esta propensión de cortar ganancias, dilatar stops, improvisar, cambiar el plan con frecuencia, entrar antes de tiempo, salir tarde, dejar dinero sobre la mesa o perseguir el precio cuando ya es demasiado tarde?

Querida Mary: El trading no es lo que piensas. El trading es quizás la actividad comercial más difícil del mundo ya que requiere de habilidades mentales específicas para obtener resultados consistentes y sostenibles.

Por favor, no te ilusiones con ganancias que no te alcanzarán ahora en el nivel de pensamiento y actitud que tienes. No te impongas fechas límite. Aprende paso a paso y sé paciente con tu proceso. Nada que sea tan bueno llega así de pronto y así de fácil.

2. Ganar dinero en el trading NO depende principalmente del análisis y saber mucho del mercado

Cuando empecé también pensaba que era imperativo tener un amplio conocimiento en el mercado para ser realmente buena. Conocimiento en cada cosa técnica de la que muchos hablaban en grupos de trading como Fibonacci, Acción del Precio, RSI, MACD, medias móviles, volumen, puntos de pivote, Wyckoff y diez cosas más que ya ni recuerdo.

Pensaba que mientras más sabía, me convertiría en una gran trader. ¡Qué trampa tan atractiva! En realidad pasa lo contrario. Mientras más sabes, peor te desempeñas.

Esto pasa porque en el trading muchas técnicas se contradicen unas a otras. También sucede porque hay tanto conocimiento en tu cabeza que se te dificulta la toma de decisiones. Y mientras más decisiones debes tomar en el trading, más propenso estarás en cometer errores.

Querida Mary: Por favor basta de comprar libros de toda clase y de asistir a eventos de trading de todos los colores y sabores. Lo que necesitas para ser una buena trader está más allá del libro, más allá de la formación técnica que puedes tener en un seminario o curso.

Abandona la idea de que saber más sobre el mercado te hará una mejor ganadora. Quédate con esa formación técnica y esa estrategia simple que aprendiste este fin de semana. Hazla tuya. Sé la mejor trader aplicando esos parámetros con tal disciplina que a la gente le cueste creer que eres rentable con algo así de simple.

Mira donde pocos miran: dentro. Conócete, reflexiona en tus actuaciones, elimina tus propensiones, sé tan enfocada como la flecha y no te centres en la técnica, sino en tu mentalidad.

Tu mente es como tu cajero automático personal en esta profesión. Si la entrenas para que trabaje a tu favor y no en tu contra, podrás acceder a la riqueza que te ofrece el mercado en cada momento. Si no es así, el mercado enriquecerá a otros con tu falta de mentalidad.

3. En el trading NO hay certezas y debes aprender a abrazar la incertidumbre en cada momento

Como seres humamos amamos la certidumbre. Amamos la certeza y el control de lo que queremos en nuestra vida, cómo y cuándo lo queremos. Nos encantan las fechas límite y cumplir objetivos. 

Resulta que en el trading la certeza y el control no son tus mejores amigos. Son completos enemigos que te alejan de cumplir – paradójicamente- tus objetivos.

Controlas cuando quieres cumplir los objetivos de consistencia y rentabilidad en una fecha específica. Controlas cuando quieres ser YA el mejor trader. Controlas cuando quieres aprender más y más del mercado para evitar perder dinero y sentirte frustrado.

Quieres certeza cuando entras en una operación y quieres e intentas que resulte ganadora. Quieres certeza cuando preguntas cuánto te tomará ser un trader rentable. Quieres certeza sobre lo que hará o no hará el mercado en los próximos 5 minutos.

Aceptar y abrazar la incertidumbre es no saber cuándo tendrás resultados y estar bien con eso. Es darte el tiempo necesario para crecer y entrenar tu mente para que elimines errores y sigas adelante a pesar de las frustraciones. Es aprender una única estrategia y volverte un maestro de ella porque sabes que ahí está la clave.

Aceptar y abrazar la incertidumbre también es saber que cada operación tiene un resultado completamente aleatorio y que las probabilidades son las que inclinarán la balanza a tu favor al final de un periodo de operaciones. Es reconocer que el mercado puede hacer cualquier cosa en cualquier momento y no tienes el control de eso.

Querida Mary: En el trading NO hay certezas ni control de resultados en fechas específicas, ni puedes acelerar tu aprendizaje y mucho menos puedes forzar la experiencia. Tu único trabajo es ser muy buena trader HOY aplicando tu estrategia lo mejor que puedes, con disciplina férrea y compromiso.

Tu deber es soltar con confianza y desapego el resultado cuando abres una operación porque sabes que no puedes controlar la cantidad de traders que entran o salen del mercado para hacerte ganar o perder dinero. Tu trabajo es controlar lo que sí puedes controlar: aplicar tu plan, cómo te desempeñas ante el mercado y qué tan rápido aprendes de tus errores.

4. Mientras más rápido aceptes los números rojos, más rápido pasarás a la fase de resultados consistentes

Creo que las pérdidas son las “culpables” de sacar de circulación al 90% de los aspirantes a traders en el primer año, no porque sean pérdidas en sí, sino por la reacción de los traders a ellas.

Esto pasa porque tras una pérdida, el trader entra en un estado emocional de dolor y es susceptible a cometer errores.

Tendemos a asociar las experiencias dolorosas pasadas con lo que está pasando en el momento presente si se le parece aunque sea un poco.

Si tuviste una pérdida en la operación de hace 5 minutos y ves ahora mismo una nueva oportunidad, te preguntarás si se volverá a repetir la experiencia dolorosa. Como consecuencia no tomarás la oportunidad porque no quieres volver a sentir frustración. Ese movimiento en el mercado resultará muy bien y te habría dado muy buen rendimiento, pero no estás dentro y luego te recriminas por eso.

Si tuviste una semana de pérdidas tenderás a estar tan susceptible la próxima semana, tal vez más miedoso, con más dudas y como consecuencia operarás desde un estado mental de defensa y ataque.

Entrarás tarde al mercado o no entrarás. Saldrás antes de tiempo por miedo o quitarás tu stop de protección por esperanza de que el precio gire a tu favor porque no quieres admitir que “otra vez te equivocaste”.

Estos son solo algunos errores clásicos de operar cuando sangras por la herida. La herida que dejó una pérdida o una serie de pérdidas que no has aprendido a ver como parte inherente del negocio. No las has aceptado realmente, de hecho, las tratas de evitar a toda costa.

Querida Mary: Acepta las pérdidas como parte inherente del negocio. No las personalices. El hecho de perder dinero en una que otra operación o tener una racha de pérdidas no significa que seas una mala trader.

Cuando tienes un sistema probado, una estadística que te indica que tu estrategia es ganadora y una mentalidad adecuada, las pérdidas son como pequeñas inversiones que salen de tu cuenta de trading y regresan luego multiplicadas. Por lo tanto no son realmente pérdidas y no hay por qué sentir frustración ni decepción por eso.

Aprende a aceptarlas genuinamente. Comprende que no se irán y siempre estarán ahí, pero cómo las veas significará un cambio enorme en tus resultados. No son desagradables ni algo que debas evitar, son bienvenidas porque son parte de la naturaleza del trading.

5. La paciencia es la mejor virtud del trader

Cuando empecé NO me hubiera gustado saber que la paciencia sería mi mejor aliada como trader, pero era necesario saberlo al menos para bajarme de la nube en la que estaba.

Los resultados tomarán tiempo. No es algo muy “sexy” de leer, esto no anima a nadie. Pero es así. Es ley de vida. Mientras más grande es un sueño, más dedicación, mentalidad, destreza y habilidad necesitas.

Caemos en la desesperación cuando queremos resultados ya o vemos a los otros teniendo resultados increíbles (comparación). Como consecuencia caes en la fatalidad de invertir demasiado dinero por “grandes retornos”, de pasar la vida probando sistemas y seguir dando vueltas sin sentido ni dirección. Inevitablemente esto te llevará cada vez más hacia atrás, lo opuesto que quieres.

Una vez comprendes y aceptas que te tomará un tiempo ser bueno en esto, tienes que aceptar también que los resultados deben ser medidos en el largo plazo.

Si te desesperas pierdes. Si cambias el sistema cada vez, pierdes. Si te urge ganar dinero para pagar la renta ya estás perdido incluso si aún no has empezado. No le des espacio ni motivos a la desesperación para que exista.

Querida Mary: Fluye y confía en el proceso, confía en que mejorarás con el tiempo. Confía en el largo plazo y no esperes gratificaciones inmediatas. Olvídate de los saltos cuánticos en una etapa temprana de aprendizaje. La paciencia en ti y en tu proceso te revelará el momento perfecto para disfrutar de una vida de comodidad y libertad total. No estás acelerando ni relentizando tu camino. Vas con los tiempos perfectos para tu evolución como trader.

Deja un comentario

Los CFD son instrumentos complejos y conllevan un alto riesgo de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. Debe considerar si comprende cómo funcionan los CFD y si puede permitirse asumir el alto riesgo de perder su dinero.
A %d blogueros les gusta esto: